Creative Commons License
Esta web, su contenido, imágenes y texto está bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 3.0 España.
Entrar a privado
<< atrás
Balance de 15 años soplando a contracorriente
Sábado, 21 de diciembre de 2002 | 0 comentarios | 1173 visitas

Tengo que confesaros una cosa y creo que este es el momento oportuno para hacerlo. Lo que voy a decir no lo he dicho nunca en público. A lo mejor os resulta chocante, incongruente, porque la mayoría de los y las solaneros somos ateos, pero esta experiencia asociativa ha sido fruto de una aparición. Resulta que a unos cuantos de chavales de una pandilla mayor -que andaba obsesionada con lo propio de estas edades: ligoteo, sexualidad, fenómenos paranormales...- se nos apareció un espíritu. ¿Cómo sucedió aquello?.
Previamente este grupo de veinteañeros inconformistas habíamos empezado a tomar conciencia de que este no es el mejor de los mundos posibles, de que esta civilización está muy mal hecha, no tiene corazón, es un mundo al revés. Descubrimos que es esta una sociedad donde se adora el dinero y se desprecia la tierra, el agua, el aire y la vida, donde la economía está enfocada al negocio y no a la satisfacción de las necesidades de todos, donde sobran los alimentos y los recursos pero en cambio la gente se muere de hambre, donde las mercancías y los capitales se mueven con más libertad que los que huyen de la miseria. Nos chirriaba que los gobiernos hablaran de paz, pero en cambio recurrieran a la guerra para resolver los conflictos o el hecho de que la mirada cotidiana se nos estuviera pudriendo hasta el punto de que lo más monstruoso pasara por normal, por natural.

A raíz de esos primeros descubrimientos, que supusieron un verdadero aldabonazo en nuestra conciencia empezamos a realizarnos unas preguntas cruciales: ¿Por qué no nos indigna esta situación? ¿Por qué no protestamos? ¿Por qué mantenemos a gobiernos para los que el hambre y la justicia en el mundo no es una prioridad?. ¿adonde vamos con esta civilización?. ¿A qué esperamos para cambiarla?.

Fue entonces cuando alguien de nosotros recordó aquello de que “La más larga caminata empieza con un paso”. Nos sentimos aludidos y decidimos darle un giro a nuestra vida, es decir dar ese paso, porque entre otras cosas habíamos descubierto también que estábamos colaborando con este sistema. Pronto comprendimos que No solo son las especies las que se adaptan al medio, nuestro pensamiento y nuestro comportamiento también. Y resulta que nosotros estábamos contagiado hasta las trancas por esa ideología que nos hace creer en la mentira de que la felicidad se consigue ganándose los favores del poderoso caballero, a través del consumo, del tener, de un tener que nos embrutece y nos hace cada día más inhumanos, más insensibles, más indiferentes. Surgió así algo que hoy sigue escaseando:. unos deseos enormes de hacer algo para mejorar el mundo que nos había tocado vivir. Fue entonces cuando se nos apareció el espíritu del ecopacifismo. Así nació Solano.

Y yo quiero recordar que no es que el ecopacifismo nos abriera los ojos, sino que cuando abrimos los ojos abrazamos el ecopacifismo.

Ya han pasado quince años, quince años de lucha colectiva, de protestas, de propuestas alternativas, de sueños nacidos del dolor, de no quedarnos con los brazos cruzados, de indignación que no de resignación, de alegrías, de frustraciones, de aciertos pero también de errores de bulto.

Quince años de un viento diferente que ha soplado a contracorriente recordando la Utopía en medio de un mundo pragmático e indolente, que desprecia a quienes quedan en las cunetas de la Historia y que encima tiene la utopia negativa de creer que este modelo es sostenible y universalizable.

Quince años de compromiso insobornable con la realidad que nos envuelve y de trabajo altruista y voluntario para mejorar la calidad ambiental y defender la paz a través de la extensión de una cultura ecopacifista.

Quince años de una labor de crítica y fiscalización de los poderes públicos. Todo ello sin esperar ninguna compensación material a cambio y desde el uso de métodos pacíficos y no violentos, porque nuestras bofetadas sólo han sido de carácter verbal, sin manos, pese a que algunos se han empeñado en pintarnos con metralletas.

Si, digo bien, quince años. Quince años no se cumplen todos los días y menos como asociación reivindicativa, máxime si ésta ha sido sistemáticamente acorralada, zancadilleada y discriminada por quienes han utilizado el poder para abusar de él, por quienes presumen de amar tanto la democracia que no la usan, (a lo mejor es para que no se les gaste, digo yo).

Ha pasado también un tiempo biológico, claramente perceptible con solo mirarnos entre nosotros, nuestras caras, nuestros cuerpos, las canas de algunos, las arrugas de otras o con sólo ver, como se nos ha ido hinchando esa parte donde el torso pierde su noble nombre. Quince años de la vida de nosotros y de nosotras son muchos y más cuando vemos lo rápido que se pasan, y si no que se lo pregunten a los primeros miembros, a Correa, a Felipe, a Chari, a Manolo, a Maribel, a Trini, a Antonio, a Reyes, a Yuste, a Pepe, a Curro, a Diego, a Quisqi, a Cadenas, a Manuel.

Todavía estoy oyendo cuando algunos, al referirse a nosotros, como si ellos ya estuvieran de vuelta de todo, nos decían: “esas ideas las tenéis porque sois jóvenes, pero ya cambiaréis, ya se os pasará la buchá” como si el compromiso fuera una moda. Y resulta que ahora miramos a nuestro alrededor, en las reuniones, y doblamos en edad a muchos del grupo. Pero lo más curioso es que seguimos siendo tan raros como antes, nuestras ideas y nuestro compromiso, nuestra voluntad transformadora, nuestro anhelo de construir otra civilización mejor siguen estando tan a contracorriente o más que hace 15 años. Y no es que nuestras ideas no hayan cambiado, no se hayan visto afectadas por el paso del tiempo, que lo fueron. Pero lo que no cambió fue lo esencial, nuestra mentalidad subversiva e insumisa.

En todo este recorrido no han faltado quienes lamentablemente no comprenden o no les interesa comprender el espíritu y la práctica de nuestro grupo, los principios de la buena gente que lo compone. Por ello nos han criminalizado, nos han calumniado, nos han censurado y algunos responsables políticos hasta se han atrevido a alentar la limpieza ideológica contra nosotros, demostrando muy poco apego a principios constitucionales como la presunción de inocencia, la libertad de expresión o el pluralismo ideológico.

Desgraciadamente hemos tenido que sufrir su especialidad en arrancar pancartas, borrar murales o silenciar nuestra actividad en la radio. Pero Belen, Diego, Manu, Calvi, Miguel, Juan Antonio, Mónica, David, Soraya, Noelia, Pedro, Salvi, Juan Guada... no os preocupéis. Estas actitudes y los disparates que dicen algunos de nosotros dice más de ellos que de nosotros.
Injustamente este es uno de los precios que hay que pagar por ser un colectivo crítico, vivo, reivindicativo, no acomodado. A los poderosos no les gusta que les zamarreemos sus privilegios. Y es que al poder le ocurre como al nogal y al eucalipto, no dejan crecer nada bajo su sombra.

También creo que es un buen momento para hacer un alto en el camino y dar a conocer algunas de nuestras enseñanzas. En todo este tiempo hemos aprendido que:

- No hay nadie más necio que aquel que no hace nada porque cree que puede hacer poco.

- Que la primera colaboración con la injusticia es callarse, por eso hemos tomado la palabra.

- Que si no peleas por acabar con las injusticias, corres el riesgo de acabar formando parte de ella.

- Que en la vida se presentan muy pocas ocasiones de ser héroe, pero casi todos los días se presenta la ocasión de no ser cobarde. Y este es uno de nuestros principales activos: hemos sido valientes, hemos dado la cara.

- Hemos aprendido que la tierra no es un regalo de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos.

- Que La salud de la paz y del Medio Ambiente es demasiado frágil como para dejarla sólo en manos de los gobiernos , los ejércitos y los científicos, sería como poner zorros al cuidado de las gallinas.

- Que si no nos encargamos de la Paz y del Medio ambiente, los desastres y las guerras terminarán encargándose de nosotros.

- Que ni mixto ni profesional, ningún ejército defiende la paz.

- Que no queremos Medio ambiente, que quede claro, lo queremos entero.

- Que el contagio del que hablaba al principio es muy difícil de eliminar, y más aún de inmunizarse contra él, por lo que es muy fácil recaer. Sólo a través del grupo y de una medicina que se llama reflexión crítica y autocrítica se puede tratar este mal para que no te haga perder el norte.

- Que el presente que construyamos debe parecerse al futuro que deseamos

- Que querer cambiar la vida empieza por la propia.

- Que la mejor forma de decir es hacer, o sea, fray ejemplo.

- Que debemos vivir con sencillez para que otros, sencillamente, puedan vivir.

- Que nuestra dignidad y nuestra independencia no tienen precios, valen más que todas sus subvenciones. Ese es nuestro orgullo.

- Que hay tareas en la vida cuyo éxito no está en conseguirlas sino en intentarlas.

- Que lo que afrontamos es una carrera de fondo con una meta incierta, caso de que la tenga. Y lo hacemos con todo el pesimismo de la inteligencia pero también con todo el optimismo de la voluntad, porque o vives como piensas o acabas pensando como vives.

- Que nuestra lucha es como la de la pulga contra el elefante. Evidentemente no vamos a tumbar al elefante, pero lo vamos a poner de ronchas que no veas.

- Que la utopía no es estéril. Es un impulso para transformar el presente con la vista puesta en el pasado y en el futuro. Es una palanca para el avance de la humanidad. Una sociedad sin utopias es una sociedad sin esperanzas, sin sueños, una sociedad muerta.

- Que nos hemos movido y no hemos salido en la foto, pero ya sabemos que camarón que no se mueve se lo lleva la corriente. Y nosotros queremos soplar a contracorriente.

En definitiva, que tal vez, y a pesar de nuestro esfuerzo, no logremos cambiar el mundo, pero al menos intentaremos que este mundo no nos cambie a nosotros, que nos contagie lo menos posible. Y como están las cosas, un empate no es mal resultado, porque, además, siempre podremos decir aquello de “que nos quiten lo bailao”.

Solano es y será, una llama encendida que no debemos permitir que se apague. Aún queda mucho camino por delante. Y, como dice nuestro entrañable Juan Jiménez, en nuestro caminar nos van a seguir ladrando muchos perros para amedrentarnos y apartarnos del camino. Algunos ya los conocemos y ante esos debemos tener presente lo que decía El Quijote: “ladran luego cabalgamos”. Pero hay más perros que intentarán apartarnos del camino emprendido, que nos harán tropezar. Son la comodidad, el dinero, el mira por ti y pasa de los demás, el consumismo, los prejuicios. Y con estos hay que tener mucho cuidado, porque nos ladran desde dentro y nos pueden confundir. Para evitarlo necesitamos cargarnos de espíritu crítico y colectivo, de pasión, de compasión, de audacia, de formación, de creatividad. Necesitamos abrir mucho los ojos, aprender a interpretar esta compleja realidad y, sobre todo, contagiar a quienes nos rodean, antes de que el sistema nos vuelva a contagiar a todos.

Nos gustaría que esta singular experiencia colectiva se prolongara en el tiempo. Por eso quiero terminar con un llamamiento a todos y todas los que estáis aquí. Después de tantos siglos tenemos que seguir eligiendo entre la filosofía de Parménides y la de Heráclito, esto es, entre las cosas son como son o bien “todo fluye, todo cambia”. Nosotros ya llevamos mucho tiempo apuntados a la del cambio y creemos que La realidad está demandando de cada uno de vosotros y vosotras la urgencia de un compromiso para su transformación. ¿Transformación o conservación de lo que hay?. Ese sigue siendo el dilema y os toca a vosotros y vosotras decir de que lado os ponéis. Para nosotros la reivindicación de un mundo feliz es irrenunciable. Si conseguiremos un mundo mejor o no, eso ya lo dijo Bob Dilan “la respuesta está en el viento” (en Solano).

Otro mundo es posible , otro mundo es posible...(a coro).


Temas: Información - 2002 - Medio ambiente - Paz - Aniversario
QUEREMOS TU APORTACIÓN, COMENTA EL ARTÍCULO
¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

AGENDA
OTRO MUNDO ES POSIBLE
¿QUE ES EL TTIP?
Domingo, 1ro de febrero de 2015
Para enfrentarse al TTIP necesitamos que todo el mundo esté informado. Para informar necesitamos a los medios. Pero los medios necesitan la (...)
RAP CONTRA EL RACISMO
Sábado, 25 de octubre de 2014
Cantera Sierra de Esparteros, Morón de la frontera
Sábado, 1ro de marzo de 2014
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
Cantera Sierra de Esparteros, Morón de la frontera
Sábado, 10 de agosto de 2013
En este video podemos ver la FALSA restauración y explotación ilegal que SIDEMOSA ha llevado a cabo durante 11 años en la Sierra de Esparteros y por (...)
Sí se puede, con las energias renovables
Domingo, 7 de abril de 2013
Aquí está la prueba para las personas que todavía no se creen que la generación de electricidad por métodos respetuosos con el medio ambiente puede (...)
PARTICIPA
EL AYUNTAMIENTO ¿ILUMINADO O DESLUMBRADO POR ENDESA?
Sábado, 25 de octubre de 2014
¿Se merece ENDESA que el Ayuntamiento la homenajee? Estamos asistiendo a una colosal crisis económica, institucional y civilizatoria. Se está (...)
Otro Incendio Intencionado a los pies de la Cornisa de los Alcores
Jueves, 8 de agosto de 2013
El pasado viernes día 2 de agosto otro incendio intencionado a los pies de la Cornisa de Los Alcores, justo detrás del Tiro al Plato, amenazaba con (...)
Denuncias Recibidas
Domingo, 31 de julio de 2011
Porque una imagen vale más que mil palabras...
SOLANO DENUNCIA QUE LA BASURA DE LOS REYES MAGOS LA ESCONDE EL AYUNTAMIENTO...
Miércoles, 2 de febrero de 2011
Desde hace muchos años el Colectivo Ecopacifista Solano de El Viso del Alcor viene denunciando que existe una gigantesca escombrera y un (...)
ASÍ ENTIENDE EL MEDIO AMBIENTE NUESTRO CONCEJAL
Jueves, 4 de noviembre de 2010
Hace algunos meses comenzamos a denunciar públicamente la proliferación de escombreras en nuestro pueblo, las cuales lejos de desaparecer continúan (...)